HISTORIA DEL MUNICIPIO DE IPIALES

ipiales_edit.jpg

En épocas prehispánicas la comarca estaba habitada por el pueblo de los Pastos que resistieron la invasión de los incas cuando invadieron la región bajo el mando de Huayna Cápac hacia 1480. La nación de los Pastos eran un conglomerado indígena existente de tiempo inmemorial, que ya tenían fundados su pueblos, estaban organizados en cacicazgos, con bohíos circulares en número de cien, “eran agricultores, cazadores, alfareros, orfebres”; creían en la inmortalidad del alma, tenían sus dioses: el Sol, la Luna, el mono, los ríos, lagunas, montañas; y su santuario en el hoy el pictógrafo de los Monos en Potosí y su centro astronómico en el el petroglifo de Machines en Cumbal, eran amantes de la Pacha Mama (madre tierra). Trabajaron con maestría la cerámica, la orfebrería, los tejidos; poseían conocimientos de astrofísica, medicina tradicional, desarrollo endógeno, educación y derecho propio, cosmovisión y legado que nos asombra, y demuestra el adelanto cultural de nuestros antepasados.
Fundación:
Los españoles Diego de Tapia, luego Pedro de Añasco, Juan de Ampudia llegaron en 1535 al río Ancashmayu (Guáytara) al igual que Pedro de Puelles en 1537, enviados desde Quito por el adelantado Sebastián de Benalcázar, y continuaron al centro de lo que sería el Nuevo Reino de Granada.
Varios historiadores afirman que Pedro de Puelles, fundó la Villaviciosa de la Concepción de los Pastos, en el Alto de las Cruces, en la primera década de junio de 1537, y que fue destruida por los nativos. En 1540, ipiales, fue capital de la provincia de los Pastos. Hacia 1580 “no había huella de fundación española”.
En 1615, don Juan Caro, informa al cabildo de Pasto, que deja “levantadas doce casas que forman el pueblo de Ipiales y veintitrés moradores”. En 1713, fray Juan Verdugo, “reorganiza la población, fomenta la educación y la agricultura”.
La tradición señala que Ipiales la fundó Diego de Tapia en 1535. También se considera que la fundación ocurrió en 1585, cuando por los clérigos Andrés Moreno de Zúñiga y Diego de Bermúdez, trasladaron el pueblo de la loma de Puenes al lugar que hoy ocupa la ciudad. Esto es objeto de discrepancias y considerado un error por parte de algunos historiadores El nombre de San Pedro Mártir de Ipiales fue dado a la parroquia, y no al poblado.